Pestañas

24 febrero, 2011

«La casa verde»

Alfaguara, 2004
Lo primero que urge contar es que la lectura de «La casa verde» (Alfaguara, 2004), de Mario Vargas Llosa, se me hizo cuesta arriba y lo terminé con la mala conciencia de querer acabarlo cuanto antes.

Como una forma de homenaje al reciente premio Nobel, quise comenzar la lectura de La casa verde en el vuelo que me llevaba de Nueva York a Lima, en un intento de acercar su obra a su país y al escenario mismo de la novela. Sin embargo, "La casa verde ocurre en dos lugares muy alejados entre sí, Piura, en el desierto del litoral peruano, y Santa María de Nieva, una factoría y misión religiosa perdida en el corazón de la Amazonía", como reza la contraportada.

Probablemente sea injusto decir lo que digo de esta novela publicada en 1965, y no me gustaría que nadie dejara de leerla, pero quizá tenga que ver con lo que he pensado tantas veces, que cada libro tiene su momento y su lugar  para ser leído, y si las condiciones no son las óptimas, destilar su esencia puede resultar un ejercicio complicado. Aún así diré en mi defensa que no es un libro fácil de "seguir".

Vargas Llosa escribe partes de la novela como un torrente de palabras donde la descripción del paisaje, de los sentimientos de sus personajes y sus diálogos discurren mezclados sin saber quién dice qué o qué piensa quién y cuándo, y en el que el lenguaje de nativos, soldados, aventureros, misioneros y habitantas de la casa no es el castellano al que estamos habituados. Todo ello le da un nivel de complejidad a la novela que uno -al menos ha sido mi caso- no termina de orientarse, incapaz de sujetarse en ese vaivén de personajes, historias y tiempos hasta que, finalmente, en el epílogo algunas piezas del puzzle comienzan a encajar.

Casa de placer
"Cuando la casa estuvo edificada, don Anselmo dispuso que fuera íntegramente pintada de verde. Hasta los niños reían a carcajadas al ver cómo esos muros se cubrían de una piel esmeralda donde se estrellaba el sol y retrocedían reflejos escamosos. Viejos y jóvenes, ricos y pobres, hombres y mujeres, bromeaban alegremente por el capricho de don Anselmo de pintarrajear su vivienda de tal manera. La bautizaron de inmediato: «La casa verde».

6 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Siento que no te haya gustado. De Vargas Llosa por ahora sólo he leído La ciudad y los perros y me encantó, me impactó y sorprendió mucho y se lo recomiendo a todo el mundo. Saludos.

Javier García dijo...

Hola Goizeder,
Me he expresado mal. No es que no me haya gustado; más bien no lo he disfrutado del todo porque no es un libro fácil y al final se me ha hecho un poco cuesta arriba.
Saludos.

laletralate dijo...

Pues yo voy a tener que confesarte que poco he leído de Vargas Llosa y que para pesar de algunos, no es precisamente el escritor que se gane el tiempo de mis ojos. Ya sé que a él le tendrá sin cuidado que yo le lea o le deje de leer. A esto se suma mi desprecio por el hombre político que hay detrás del autor. Sobre el premio nóbel de Literatura, todavía lamento que no se lo hayan entregado nunca a Borges.
Un abrazo,
Ana Rosa

Javier García dijo...

Hola Ana Rosa,
Poco puedo decirte sobre las filias o fobias que cada uno tiene con un escritor. Yo intento abstraerme de las circunstancias de la persona y me fijo en los temas que elige para escribir y en cómo escribe. Poco más. En cualquier caso te puedo decir que leí con atención el discurso de Vargas Llosa en la entrega del Nobel, y puedo decirte que me gustó, tanto en su vertiente "literaria" como en la "política", aunque entiendo que las referencias que hizo a Bolivia no gustaran nada a los bolivianos. Pero insisto, poco tiene eso que ver con mis gustos a la hora de leer.
Sobre Borges, totalmente de acuerdo, pero aunque no lo recibiera, eso no le hace peor escritor.
Un abrazo.

stefanyponce dijo...

muy buena informacion pero quisiera saber que premio gano cuando y como es una foto seria mas que suficiente... muchas gracias..
Dios lo bendiga!

Mario Chabrando dijo...

Una novela un poco rara...creo q se puede apreciar como parte de una etapa evolutiva de Mario..fue una de las primeras..Con el tiempo opino q sus novelas perdieron un poco la complejidad q caracteriza a esta...o se volvio mas popular, accesible a un sector mas amplio...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...