Pestañas

06 junio, 2011

«Norte», una novela en 3D

En el transcurrir de los libros que lo acompañan a uno hay lecturas ligeras que se pierden en la memoria con el paso del tiempo o apenas dejan una huella endeble y, otras más sólidas, con peso específico, que producen una huella honda, reconocible y profunda en ese camino largo y personal que marca la lectura. Este último ha sido para mí el caso de «Norte» (Mondadori, 2011), la última novela de Edmundo Paz Soldán (Bolivia, 1967).

No recuerdo muy bien qué fue lo que me llevó hasta Norte. Supongo que el efecto perverso de la promoción, que envía distintas señales al subconsciente por vías diferentes: quizá una entrevista en un diario, el blog del escritor en El Boomeran(g), la portada vista en algún sitio o la cercanía que representa compartir el tablero de Twitter (@edpazsoldan) con el propio autor. Recuerdo haber "conversado" brevemente con él cuando comenté mi deseo de pasar de Eco (Umberto) a Paz Soldán (Edmundo). Quizá también la curiosidad por leer a un escritor latinoamericano que enseña Literatura Latinoamericana en la Universidad de Cornell, a unas cuantas millas más al norte -precisamente- de donde uno vive. Edmundo Paz vive en Ithaca, Nueva York.

El caso es que finalmente me hice con la novela -me la trajeron desde Madrid porque era imposible comprarla por Internet para Estados Unidos-, y me sumergí entonces en la historia y los personajes que después te acompañan sin que sea posible dejar de leer salvo -lo reconozco- por la emoción de unos playoffs de la NBA o porque el sueño te haga cerrar los ojos. Casi podría decirse que es una novela en 3D pues son tres las historias que proyectadas al unísono -aunque en tiempo y espacio distintos- producen una imagen única del mundo de los que lo arriesgan todo para huir de la miseria y cruzar la raya buscando ese norte que son sus esperanzas de una vida más digna y plena.

Pero no es sólo una novela sobre la peripecia de los inmigrantes mejicanos que se juegan la vida para entrar en Estados Unidos, es mucho más. Es un thriller (si ese es el género cinematográfico que mejor lo puede expresar) donde cabe un amor enfermizo y tortuoso, la inocencia entrañable del desvalido o la violencia fría y descarnada que me hizo retirar la vista del libro con un escalofrío. Todo este entramado nos va descubriendo la historia de Jesús, el protagonista, del que vamos conociendo un viaje que tiene su origen en la pobreza, el desarraigo y la incultura.

@edpazsoldan
Pero como siempre, todo sería poco o nada si además el talento del autor no se plasmara en su forma de escribir. No sabría qué decir exactamente sobre su estilo sino que Paz Soldán escribe muy bien, que hace a los personajes reales y creíbles, que utiliza un lenguaje limpio con el que es capaz de crear atmósferas increíbles que salen de su cabeza rotunda y cuadrada. Sin embargo, decir que "con esta novela, Edmundo Paz Soldán se consolida como una de las voces más inquietantes, originales y arriesgadas de la narrativa latinoamericana" -como se lee en la contraportada-, me parece simplemente un cliché que probablemente no le haga ningún favor al autor. Sí espero leer más libros suyos, de los ya escritos o los que están por venir y que, probablemente, nazcan en uno de sus viajes, porque como él mismo escribió un día en Twitter "lo lindo de los viajes largos en auto o en tren es que se me ocurren libros enteros (otra cosa es escribirlos)".

Sobre Norte no puedo decir más de lo que digo siempre cuando un libro me conmueve: hay que leerlo. Y yo ya lo leí.

  • Edmundo Paz Soldán habla de Norte (vídeo), aquí.
  • Reseña de Norte en La tormenta en un vaso (blog), aquí.

9 comentarios:

marcela dijo...

Acabo de darme cuenta de que jamás leí nada de ningún autor boliviano. Qué increíble, con la cantidad de literatura latinoamericana que circula por estos pagos! Pero bueno, por suerte estoy a tiempo; después de haber leído tu interesante reseña me voy a poner a buscar este libro (aunque no creo que haya sido editado en Argentina, al menos no lo he visto en las librerías).
Te mando un beso
Marcela

Margari dijo...

Por todo lo que cuentas, y sobre todo, por esa frase con la que acabas tu reseña, parece que éste es un libro que merece ser leído. Y leyendo el comentario de Marcela, me he quedado pensando que yo tampoco he leído nada de ningún autor boliviano, así que parece este libro un buen comienzo con la literatura de este país.
Besotes!!!

carmen dijo...

Pues lo cierto es que lo he tenido entre mis manos estos días en la Fnac pero al final me decidí por "Sobre Héroes y Tumbas" del recientemente fallecido Ernesto Sabato que nunca leí nada de él y tenía ganas. Sin duda, leyendo todo esto me entran unas ganas enormes de leer "Norte", pero me lo tomaré con calma y con orden que se me acumulan los libros...
Gracias Javier, saludos
Carmen.

Javier García dijo...

Marcela/Margari,
A mí también me llamó la atención leer a un autor boliviano, pero creo que la geografía en este caso es un asunto irrelevante, como tampoco estoy seguro de que exista una 'novela boliviana'. Lo interesante es que es un libro 'importante' de alguna manera y aunque no me gusta recomendar, porque para gustos los colores, es una novela que creo que merece la pena leer.
Un par de besos.

Javier García dijo...

Hola Carmen,
Afortunadamente las opciones que tenemos para leer son infinitas, así que cualquier elección está bien hecha. Fíjate, yo todavía tengo a Sábato en la lista de pendientes porque no he leído nada suyo (que no me oiga Marcela)...
Como tú dices, mucha calma que el camino es largo y laborioso. Al menos me hizo ilusión saber que tuviste Norte en las manos, eso es una señal.
Y muchas gracias a ti.
Un saludo.

Javier García dijo...

Marcela,
Se me olvidó: sé que la caban de editar en Chile..., así que si no está ya en Argentina no creo que deba tardar.
Un beso.

Marcela dijo...

A raíz de esta reseña descubrí que hay una interesante movida literaria en Bolivia. Voy a estar atenta, un país con tantos contrastes debe tener una literatura llena de matices... más allá de que ésta sea una novela "importante".
Ya busqué por internet en las grandes librerías de Buenos Aires y aún no se publicó en Argentina. Quién te dice, tal vez nos esté llegando de Chile junto con las cenizas del volcán!
Beso
Marcela

Rosalía dijo...

He tenido varias veces en la mano este libro en la librería, así que sé que un día acabará viniéndose a casa conmigo. Estoy convencida de que estamos hechos el uno para el otro.

bsos!

Javier García dijo...

Hola Rosalía,
Puede que me equivoque pero creo que te gustaría bastante o mucho. Y si te está rondando tanto el libro es que al final caerá. Cuando lo leas, cuéntanoslo. Me encantaría saber tu opinión
Un saludo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...